martes, enero 28, 2014

Nuestro vino no es agrio

En homenaje al 161 aniversario del natalicio del Héroe Nacional de Cuba José Julián Martí Pérez (28 de enero de 1853 - 19 de mayo de 1895)
Ángel Luis Martínez Acosta
28 de enero del 2014

¡Cuántas veces hemos escuchado o leído, a cubanos y extranjeros, hacer la siguiente afirmación!: "Ya lo dijo Martí: Nuestro vino es agrio... pero es nuestro vino"

La repetición mecánica de esta frase, usada en ocasiones como "demostración" de que se conoce el ideario martiano, ha logrado cierta carta de ciudadanía en un amplio círculo de personas hasta el punto de admitirla como cierta.

Aún es peor el hecho de interpretar que Martí era pesimista en relación a la posibilidad de los cubanos de salir adelante ante cualquier circunstancia con un determinado grado de dificultad, ya que, no importa lo que se haga, "nuestro vino es agrio"

Más información »

Etiquetas:

martes, octubre 01, 2013

El Obamacare y el Miami-Dade County Public School

Ángel Luis Martínez Acosta
30 de septiembre del 2013

Mañana primero de octubre entrará en vigor la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act) iniciativa de seguro médico impulsada por el presidente Barak Obama y conocida como Obamacare. Dicha ley pretende, entre otras cosas, que muchos norteamericanos y residentes puedan acceder por primera vez a un seguro de gastos médicos obligando a las compañías aseguradoras a cambiar algunas de sus prácticas de contratación.

Dicha ley no ha estado exenta de polémica. Algunas compañías y empresarios han dejado de ofertar trabajos de tiempo completo (full-time) y en su lugar sólo ofrecen trabajos de tiempo parcial (part-time) para no verse obligados a contratar seguros médicos para sus empleados. Pero lo que no sabía es que estas decisiones del sector privado también se implementarían en dependencias del gobierno.

Este es el caso del Miami-Dade County Public School. A mediados de este mes de septiembre se envió un documento a las escuelas señalando que los nuevos trabajadores de part-time contratados no podían exceder las 25 horas de trabajo semanal. ¿El motivo? Para no verse obligados a pagarles el seguro médico.

Más información »

Etiquetas:

jueves, febrero 01, 2007

José Martí y el ideal republicano.

"... El respeto a la libertad y al pensamiento ajenos, aun del ente más infeliz, es en mí fanatismo: si muero, o me matan, será por eso." José Martí. (1)

En el 154 aniversario de su natalicio.

Ángel Luis Martínez Acosta (*)

Este 28 de enero recordamos el 154 aniversario del natalicio de José Martí, Héroe Nacional de la República de Cuba, en el contexto de un proceso de traspaso de poder de Fidel Castro hacia su hermano Raúl. Alrededor de este hecho se han generado muchas expectativas dentro y fuera de la isla. Tal parece que la pregunta que muchos analistas se han hecho durante años en el sentido de "¿qué pasará cuando Fidel desaparezca?", tendrá una respuesta en un breve plazo de tiempo.

Independientemente de los resultados de este cambio de manos de poder y del futuro rumbo político de Cuba, es bastante razonable pensar en la necesidad de cambios en el modo de gobernar así como en el contenido mismo de la política aplicada hasta el momento.

Si finalmente Raúl Castro logra mantenerse en el poder hay que tomar en consideración algunas realidades. Primero, no podrá gobernar del modo autocrático en que lo hizo su hermano porque no tiene su carisma en la relación con el pueblo, ni la "aureola" de líder del movimiento revolucionario inicial, ni el apoyo incondicional de un grupo de los llamados "dirigentes históricos". Segundo, porque una vez muerto Fidel el pueblo estará en libertad de romper esa especie de "pacto secreto" mediante el cual el gobernante cubano se mantuvo por más de 45 años en el poder más absoluto. A partir de ese momento el descontento acumulado, las frustraciones, desengaños y sobre todo la pésima situación socio-económica en que se encuentra el país, condicionarán el surgimiento de protestas sociales hasta ahora impensables. Tercero, por la presión que tanto la oposición interna como el exilio político ejercerán en favor de cambios en el país a lo que se unirán organismos internacionales, organizaciones no gubernamentales y una parte significativa de la opinión pública mundial. Cuarto, porque dejará de recibir poco a poco la ayuda económica que recibe en estos momentos de algunos países, dirigentes u organizaciones y fundamentalmente de Venezuela donde su presidente, el Sr. Chávez, actúa como el "heredero por excelencia" del ideario de Fidel y en estas condiciones no va a permitir rivalidad de ningún tipo en su delirio de una Venezuela líder del mundo subdesarrollado y de él como su máximo dirigente...

Para leer todo el artículo, hacer clic [aquí]

Etiquetas:

jueves, diciembre 14, 2006

José Martí y el Socialismo (*)

© Ángel Luis Martínez Acosta

Han sido innumerables los intentos velados o manifiestos de algunos intelectuales cubanos y extranjeros de presentar el pensamiento martiano como cercano a la ideología marxista. Este enfoque ha seguido varias tendencias y argumentaciones.

El punto de partida de esta práctica es la aceptación del planteamiento leninista de que: “La doctrina de Marx es omnipotente porque es verdadera. Es completa y armónica, y brinda a los hombres una concepción integral del mundo...(1) Esta afirmación es uno de los axiomas más importantes del marxismo-leninismo y es el principal fundamento teórico de la denominada objetividad y cientificidad de esta ideología. A partir de este presupuesto cualquier otra teoría que intente ofrecer respuestas a los innumerables campos de investigación es calificada de no científica.

Aceptado este axioma los comunistas cubanos se encontraron con un gran problema que pudiera ser expresado de la siguiente manera. Si Martí es el más genial y universal de los cubanos; si, además, vivió precisamente en la época de gestación del marxismo; y si su pensamiento puede considerarse como actual por la fuerza de sus conclusiones al punto de haber servido como inspiración de la revolución del 59 tal y como afirmara Fidel. Entonces, ¿cómo es posible que no evolucionara hacia la doctrina de Marx?...

Para leer todo el artículo, hacer clic [aquí]

Etiquetas:

domingo, octubre 22, 2006

El dilema del exilio político cubano.

© Ángel Luis Martínez Acosta
Especial para Bitácora Cubana.

El exilio político cubano se ha ganado el respeto de una parte importante del pueblo cubano y de otros países a lo largo de todos estos años de enfrentamiento en contra de la dictadura de Fidel Castro independientemente de sus errores, insuficiencias o fracasos. Porque gracias a su labor y a su constancia, el mundo tiene hoy una visión más exacta de lo que ha significado y significa realmente para Cuba la autocracia que nos desgobierna.

Tanto la revolución como el propio exilio han sido hijos de su tiempo en cuanto a tácticas, métodos y contenidos en una época convulsa marcada por el enfrentamiento entre los Estados Unidos y la ex-Unión Soviética en el marco de la denominada "guerra fría", así como los diversos conflictos internacionales de las últimas décadas. Esta coyuntura internacional dejó su impronta en la alineación de fuerzas en el campo cubano de forma tal que mientras el gobierno cubano se alineaba al lado de las fuerzas comandadas por la ex-URSS, el exilio cubano, abandonado a su suerte, encontraba apoyo en los Estados Unidos.

El sentimiento anti-yanqui que durante años ha marcado las relaciones entre los Estados Unidos y América Latina -desde el Río Grande y hasta el Río Bravo- tuvo un motivo más de exaltación con el triunfo revolucionario cubano y la aplicación de un plan de Fidel de monopolizar el protagonismo absoluto de dicho enfrentamiento erigiéndose en portavoz de los anhelos de los países latinoamericanos.

Para leer todo el artículo, hacer clic [aquí]

Etiquetas:

martes, septiembre 26, 2006

¿De Martí a Fidel? A propósito de una carta histórica (I)

© Ángel Luis Martínez Acosta
Especial para Bitácora Cubana.

Han transcurrido más de cuarenta y seis años del triunfo revolucionario de aquel enero del 59 en que todo un pueblo celebró lo que consideraba la restauración de los principios democráticos tras siete años de dictadura. Pero lo que la mayoría no podía siquiera imaginar es que se iniciaba otra dictadura de peor calaña que la anterior porque vendría justificada, precisamente, por el apoyo popular en sus inicios.

Soy de la opinión que para poder comprender en toda su magnitud la problemática socio-político cubana -o de cualquier otro fenómeno social- hay que profundizar en su génesis, en las condiciones históricas que propiciaron o condicionaron la lucha insurreccional pero, sobre todo, en el conjunto de ideas de Fidel Castro que le sirvieron de guía a lo largo de su liderazgo al frente del movimiento guerrillero opositor hasta convertirse en exponente de los anhelos de justicia de la mayoría de la población.

Las cualidades personales de Fidel como orador, su carisma, unido al apoyo incondicional de algunos de sus más cercanos colaboradores que se encargaron de crear el mito en torno a su figura, entre otras razones, contribuyeron a idealizarle y a ser aceptado como el líder que el país necesitaba tras varios años de enfrentamientos. A partir de ese momento el "fidelismo" se instauró como idea dominante en la mentalidad y en la práctica de la política cubana...

Para leer todo el artículo, hacer clic [aquí]

Etiquetas:

domingo, agosto 20, 2006

Los “martianos” odiadores de hoy.

© Ángel Luis Martínez Acosta
Caleidoscopio

"... ¡Los que han derramado sangre tendrán que volver a la tierra a borrarla con sus lágrimas! Sólo tienen derecho a reposar los que restañan heridas, -no los que las abren." [1]

Los últimos acontecimientos acaecidos en Cuba tras el traspaso de poder de Fidel Castro a su hermano Raúl han dado lugar a diversas y encontradas reacciones del exilio cubano. En esta ocasión sólo voy a referirme a los que han asumido posiciones de un radicalismo extremo rayano en el fanatismo y que han llegado a pedir, entre otras cosas, la necesidad de fusilamientos en Cuba después que caiga el actual régimen político.

Estas personas responden al calificativo martiano de “odiadores”, de aquellos que incitan a la lucha entre los propios cubanos y que llaman a la venganza amparados en el derecho de haber sido afectados de una u otra forma por el actual régimen político cubano...

Para leer todo el artículo, hacer clic [aquí]

Etiquetas: